Barcelona perdió 3-0 ante la Roma y quedó eliminado de la Champions League.

Ni el más optimista hincha de la Roma soñó con la remontada, pero el fútbol no conoce de lógica y el cuadro italiano no solo goleó (3-0) al Barcelona para meterse en semifinales de la Champions League, sino que le dio un paseo de principio a fin.

Los azulgranas llegaban al estadio Olímpico con una ventaja de 4-1 y parecía que la serie ya estaba liquidada. Sin embargo, en la cancha fueron una sombra, un equipo sin ideas, sin juego y esta vez no apareció Lionel Messi para salvarlos.
La otra cara de la moneda fue la Roma, que realizó una presión alta de principio a fin, mordió como nunca y peleó cada balón como si fuera el último. ¿Su táctica en ataque? Las pelotas aéreas. Algo que suena sencillo pero que sirvió para eliminar a uno de los mejores equipos de Europa.

Los goles para los locales los marcaron Edin Dzeko a los 6 minutos, De Rossi, de penal, a los 57′ y, sobre el final, Manolas (81′) ganó de cabeza en un tiro de esquina para desatar la euforia en el estadio.
En Barcelona ya se hablaba de un nuevo triplete, pero volvieron a quedarse fuera de Europa en cuartos de final -como en las últimas dos temporadas- y ahora tendrá que conformarse con La Liga y la Copa del Rey -final ante el Sevilla. Decimos conformarse porque la Champions League era el objetivo número uno en tienda ‘culé’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *